Buscar
  • Bárbara Martinez

YOGA PARA NIÑOS en el Centro Cántabro de Yoga


El Yoga es una ciencia que trata de acercarnos a lo esencial de nosotros mismos, acercarse a aquello que permanece invariable en la persona, por mucho que cambie la forma del cuerpo, el modo de razonar o el carácter.

Cuando empiezas a practicar yoga y meditación en tu vida, ocurren cambios importantes. Esos cambios empiezan en el interior: Al poco tiempo esos cambios se trasladarán al exterior. Te hará cuestionarte la forma en que haces las cosas. Descubrirás que te enfrentas a elecciones motivadas por tu interior y que radicalmente alterarán tu vida de manera positiva. Para entender Yoga es necesario experimentarlo personalmente. A primera vista parece que no fuera mucho más que una serie de posturas físicas extrañas que mantienen el cuerpo esbelto y flexible, pero con el tiempo y la practica uno es consciente de un cambio sutil y profundo, pues aparte de una mejoría a nivel de elasticidad, salud física y aumento de energía, se produce una educación de la concentración, y todo ello llevará a lograr cierta serenidad a la hora de encarar los acontecimientos de la vida cotidiana.

La sociedad actual está sufriendo cambios vertiginosos y todo ello tiene una repercusión en los niños y adolescentes. Los niños de hoy llevan una vida más estresada que la que nosotros vivimos. El estrés es una reacción del cuerpo ante situaciones que se presentan como un peligro (real o imaginario).

En realidad no son los acontecimientos externos los que causan el estrés, sino las reacciones de cada uno ante estos acontecimientos.

Yoga propone una metodología para ayudar a los niños a identificar el efecto del estrés y la tensión, y a encontrar mecanismos internos para controlarlo. Se tratan de ofrecerles el apoyo que necesitan para desarrollar la fortaleza interior necesaria para enfrentarse a los grandes desafíos y oportunidades de la vida. Yoga ofrece una educación integral del niño.

El Yoga a edad temprana permite abordar una dimensión que nuestra sociedad olvida: la de la vida interior, el silencio y la presencia propia.

Es cada vez más necesario dotar a nuestros niños de herramientas que hagan brotar la sabiduría que permite transformar los instintos salvajes en los sentimientos más nobles. El Yoga no es una gimnasia exótica, no es contorsionismo, no es una religión, no es un arte marcial...El Yoga es una ciencia que trata de acercarnos a lo esencial de nosotros mismos, acercarse a aquello que permanece invariable en la persona, por mucho que cambie la forma del cuerpo, el modo de razonar o el carácter. Por ello ese "conocernos a nosotros mismos" constituye la esencia fundamental de la práctica del Yoga. Pero ¿cómo hacerlo?. Las diversas técnicas de Yoga trabajan a nivel de toda la personalidad, en sus tres aspectos: físico, emocional y mental. A través de la práctica del Yoga los niños trabajan de forma vivencial la autodisciplina, la serenidad, la confianza y el respeto por uno mismo, por los demás y por el entorno que les rodea. El Yoga les ayuda a crear salud y bienestar, construyendo conciencia, fuerza y flexibilidad tanto en la mente como en el cuerpo. El Yoga permite la auto-aceptación, la confianza en uno mismo y la fuerza interior.

Esta práctica permite desarrollar no sólo fuerza, coordinación, flexibilidad y equilibrio, sino también conciencia corporal, mejor atención y enfoque y auto confianza. Hay estudios que demuestran que la práctica del Yoga en estas edades permite incrementar la autoestima, el rendimiento académico y la forma física en general. A la vez disminuyen los problemas disciplinarios ya que los niños, al estar más relajados, son más respetuosos con sus compañeros.

MEDITACION

Dice la experiencia que en tan sólo 10 min, podemos cambiar el estado de nuestra mente de la distracción a la concentración; transformar tu estado de ánimo, de la ansiedad a la calma, y sintonizar con la conciencia pacífica que siempre reside dentro de ti. Los estudios sugieren que aumenta la actividad en áreas del cerebro asociadas con los sentimientos positivos, que favorece el funcionamiento del sistema inmune y disminuye los niveles de estrés.

Pero la meditación, es decir, alcanzar un estado profundo de concentración libre de distracciones, resulta difícil. Por ello en nuestra práctica habitual de yoga siempre intentamos respetar unos minutos para practicarla y conseguir integrarla en nuestra vida diaria.

TÉCNICAS DE RESPIRACIÓN

Las antiguas prácticas yóguicas de respiración pueden proporcionarte paz mental y una energía firme y centrada, son más fáciles de practicar de lo que pensamos. Un cambio en tu forma de respirar cambiará tu vida. La exploración tranquila y atenta de las inhalaciones y exhalaciones te transportará hacia un oasis interior de tranquilidad.

El amplio abanico de los ejercicios de respiración del yoga, conjuntamente llamado pranayama, ha sido cultivado durante miles de años para tranquilizar la mente y reponer la energía vital. Controlando conscientemente la forma en la que respiramos, podemos aprender a concentrar, retener e incluso dirigir el flujo vital de energía dentro de nosotros.

En definitiva, el Yoga practicado a una edad temprana, está poniendo unas bases sólidas para que, en la edad adulta, pueda florecer la felicidad y el bienestar, ayudando a tomar conciencia de lo que ocurre tanto en el exterior como en el interior del ser.

El Objetivo principal que buscamos en las clases de yoga para niños es Equilibrar y armonizar la personalidad en sus aspectos físico, emocional y mental. El yoga adopta un enfoque holístico para mantener la salud y el bienestar del niño consiguiendo que se sienta relajado, concentrado y beneficiando su crecimiento . Es una fantástica manera para que los niños hagan un ejercicio regularmente.

Comenzarán desde pequeños a trabajar la concentración, relajación y autocontrol de su cuerpo; mejorar la postura y ganar en flexibilidad y fuerza; Y a aprender a respirar de forma consciente.

Cómo son los Niños de 6-10 años. AVENTUREROS

Quizá una de las características más llamativas de los niños en esta edad es su curiosidad natural, su gran capacidad de asombro, así suelen responder de manera positiva ante la posibilidad de aprender algo nuevo sobre la relajación de cuerpo y mente. Por otra parte estos momentos de serenidad que adquieran con las prácticas de yoga les proporcionaran una sensación de calidez y seguridad, tan necesaria para ellos. Reaccionan positivamente ante los ejercicios, sobre todo cuando estos se convierten en habituales mediante una rutina, lo que maximiza su aprendizaje y refuerza su autoestima. Durante esta edad se están formando conexiones neuronales con rapidez y las experiencias de relajación y concentración tienen un efecto muy positivo sobre el desarrollo del cerebro.

Cómo son los Niños de 10-14 años NAVEGADORES En esta edad lo que más puede llamar la atención en el ámbito educativo es el entusiasmo, energía e imaginación de los niños. A estas edad ya poseen habilidades racionales para comprenderse mejor a si mismos. Son más conscientes de sus procesos mentales y son capaces de reflexionar sobre su propio comportamiento. También durante este tiempo en que crece el sentido de si mismo, crece también la ansiedad y la preocupación, y por eso es importante crear una ambiente de confianza. Por último, es importante explicarles porque hacen los ejercicios propuestos, pues ya están capacitados para comprender sus objetivos.

IMPARTE BÁRBARA MARTÍNEZ

El interes que el Yoga lleva suscitando en mí désde una edad muy temprana , que no dudé en iniciar una formación para profundizar en los aspectos terapéuticos del Yoga y elegí la formación en YOGATERAPIA impartida por el Dr. Miguel Fraile en su centro Asanga. Obtuve la titulación de Instructora en Yogaterapia y posteriomente completé mi formación con la titulación de Profesora de Yogaterapia en su mismo centro de Madrid.

Paralelamente y debido al interés que siempre he mostrado en relación con los niños y su desarrollo físico y emocional comencé la formación específica en la Escuela de Yoga para Niños OM SHREE OM registrada por Yoga Alliance e impartida por Christine McArdle en Madrid, con el fin de contar con los conocimientos específicos para impartir clases de yoga a niños. Tras completar esta formación no me cabe ninguna duda de que si desde pequeños podemos acceder a las técnicas y herramientas que nos aporta el Yoga para nuestro equilibrio personal, éstas se mostrarán de gran ayuda en el futuro de cada uno.

Como considero la importancia de la formación continua, me interesé en la Titulación de profesor de Anusara Yoga, que junto con su especialidad de Formación de Yoga Terapéutico me han ayudado a seguir completando mis estudios como profesora de yoga.

#niños #sociedadactual

0 vistas

© 2016 CENTRO CANTABRO DE YOGA.c/Rualasal 14, 2º, Santander.942217502

Creado con Wix.com

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social